Baztan

Del libro:
GUÍA SENTIMENTAL DEL BIDASOA de LEONARDO URTEAGA (1976)

Por Vera, las cinco villas, Narvarte, Mugaire, entramos en la capitalidad del Baztán, Elizondo, la nobleza manda en los escudos de ajedrez. No hay casas sin ellos.

Y alli donde falta el tumor heráldico de piedra, estará el aguilucho, presa de una caza difícil, sobre la cal de la casa del mayorazgo.

HACIA EL BAZTAN

"Por el paso de Endarlaza se entra en Navarra..."

"Endarlaza es un desfiladeo estrecho entre rocas de granito y monte bajo poblado de carrascas... Todavía se ven restos de una ferrería, cubierta de hiedras con las escaleras que bajan hasta el Bidasoa... En los prados del valle de Zelain se abre el desfiladero y pronto es Vera."

"La casa del Ayuntamiento entona con su prestigio renancentista el grupo de casas que inauguran por este lado de Navarra las construcciones de cal blanca y piedras rojas que luego, hacia el Baztán, dan un tono patricial a los pueblos, con el tumor heráldico entre balcones de hierro forjado y tiestos de geranios... Un guía para los aventureros: el busto de Fermín Leguía. En 1813 asaltó por sorpresa con quince hombres el castillo de Fuenterrabía. Le sobraron piezas artilleras, armas y municiones. Los hundió en el mar."

EL ESTILO. (José María Salaverría)

"Las casas muestran sus ángulos de sillería roja, sus aleros voladizos. En las ventanas del segundo piso tienen invariablemente un balcón corrido que ocupa el ancho de la fachada. Y, como nota característica, las casas, de aspecto noble y bello ostentan siempre en el barandado del balcón un trabajo de talla; esta misma labor de talla, más o menos burda, pero de artístico efecto, se observa en los maderos que sostienen el tejado y en algunas jambas de ventana"

"Este fervoroso sentido del adorno y esta identidad de la arquitectura presta a esos pueblos de Navarra un sello de nobleza y de abolengo muy particular y muy respetable. He ahí un país que tiene lo que es tan difícil de poseer: carácter. He ahí un país que tiene estilo."

LA DANZA DEL "ZUBI-GAINKOA" EN LESAKA

"Entrar en Lesaka bajando de la carretera que va por Oyarzun al pie de las Peñas de Aya, en el "tobogán" de sinuosidades del camino, entre aquellos tumores montuosos y San Antón, es una sorpresa. Lesaca es quizá uno de los más bellos de la región. Pretiles de piedra, con puentes y el agua con guijarros entre montañas verdes, calles limpias que cubren los alerones tallados de las casas, cruzadas por las vueltas del río Onín. Emigrantes de California y Nevada encontraron aquí un buen reposo."

"Sería una suerte llegar a Lesaca en la mañana de San Fermín. El concejo lleva como presa arcaica de siglos una alabarda de hierro forjado en alguna ferrería antigua con su inscripción: Soi de esta noble Villa de Lesaca en el año de 1681. Me hizo Sebastián de Agesta..."

"Ya están en el sol de la mañana los mozos que van a bailar el "zubi-gainkoa" con cintas de colores cruzadas sobre el pecho, peto y espadera de lentejuelas y cascabeles en las piernas. Preceden a la imagen de San Fermín. Ejecutan ante el santo una danza hierática en la que solamente las piernas se mueven rítmicamente. Y la danza se repite sobre los pretiles del río que bordean el Onín. La leyenda habla de esta ceremonia extraña, asegurando que fue implantada hace siglos al concertarse la paz entre los bandos enemigos de las márgenes del riachuelo. Podrían ser reminiscencias del rey moro y del rey cristiano, que se hacían por San Juan. Los mozos de Legarrea y Piku-celaya acompañaban a los reyes pidiendo dinero y bailaban juntos en la plazuela de las Carnicerías."

EL JUEGO NOBLE

"En todo pueblo vasco, por pequeño que sea, hay tres cosas que prestan encanto y carácter al paisaje. La primera es la iglesia; la segunda, el cementerio, que la rodea, con sus tumbas a la intemperie y oscuros cipreses; la tercera, el frontón, a no más de un tiro de piedra. Se ha dicho que estas tres cosas forman un símbolo de la raza vasca. La iglesia es la Fe; el cementerio, la Tradición, y el frontón, su Existencia al aire libre, ruda y vigorosa. (Rodney Gallop)."

SUMBILLA

"Con el tren chiquito desapareció el ferrocarril del Bidasoa, en el paisaje que tan bien le iba. En tan triste momento citamos, una vez más a Lao Tsun, para quien el imperio ideal era aquel en el que pudiera oírse el canto del gallo de un extremo a otro del territorio."

"El imperio del Bidasoa es algo más extenso del que soñara el célebre filósofo chino. Empieza en el castillo de los Piratas y termina en las cimas del Auza, Nacoiz e Izpegui. En todo este territorio se oía cantar todas las mañanas y todas las tardes al tren chiquito. Era el primer saludo al pastor que contemplaba desde la cumbre cómo serpenteaba aquel gusanillo junto al río. Era el "buenos días" al casero que segaba en el prado, a la mujer que se asomaba a la ventana de la cocina para verlo pasar... (Luis de Uranzu)."

"Ya pronto fueron unas chabolas en ruinas aquellas estaciones diminutas del trayecto, las del valle de Bertizarana, de Oyeregui, de Mugaire... Cada parada se anunciaba con anticipación, chirriando las uniones con el coche motor; pero nos daban la ocasión de disfrutar de mañanas o tardes de mayo, ardiente y claro, con calor de grillos y pájaros en la verdura inviolada de las paradas, oliendo a hierba y a viento..."

"Sumbilla desde el tren parecía como un pueblo fluvial, encantador, con el puente entre los dos barrios: el de la iglesia, rodeada de unas casas blancas entre heredades verdes, y el otro lado, que tenía las casas de tejados de labra hacia la carretera, y por el lado del Bidasoa la orilla de grijos y algunas puertas traseras como metidas en el agua. Una delicia de pueblo, en el que se abre ya el paisaje y quedan los montes más lejanos."

LOS "THUNTHURROS" DE ITUREN. (Luis de Uranzu)

"En Ituren, pueblo cercano a Santesteban, 28 mocetones de atlético cuerpo y alma infantil, nos proporcionaron un impresionante espectáculo que cualquier coreógrafo inteligente podría incorporar al programa de un ballet internacional de gran espectáculo."

"Los componentes de las dos cuadrillas de danzantes estaban ataviados de la siguiente forma: un gran chaleco de piel de cordero, del que surgen los musculosos brazos desnudos; pantalón color añil, cubierto hasta más abajo de las rodillas por un camisón blanco. La cabeza tocada de un gorro cañizo de medio metro de altura, vistosas plumas de ave. De la punta de este cucurucho cuelgan cintas de colores que caen en cascada. A la espalda, solidamente amarrados al chaleco de piel, van cuatro cencerros. Los dos más pequeños cerca de los hombros y dos descomunales hacia la cintura. Algunos de estos cencerros destinados especialmente a la danza, tienen una capacidad de dieciséis litros. En la mano llevan una especie de látigo de crin de caballo, semejante a los usados en las viejas "morris dance" inglesas."

"Los mozos recorren el pueblo en dos hileras y avanzan ritmicamente produciendo con los cencerros, mediante un cadencioso movimiento de espalda y cintura, un acompasado y bronco cencerreo de un impresionante primitivismo."

"El monte Mendaur, el más alto del Bidasoa, completamente nevado hasta las estribaciones más próximas a Ituren, constituye el telón de fondo de este singular escenario."

"La fiesta de los "thunthurros" es una fiesta exclusivamente de hombres. La cuadrilla de Ituren (casco del pueblo) se reune con la del barrio de Austiz. Ambas practican sus danzas solemnemente, sin estridencias ni salidas de tono..."

"Es indudable que los "thunthurros" de Ituren encierran un gran interés etnográfico. Un viejo del pueblo me dijo que a los danzantes se les llama también los zanpantzar..."

EN ARIZCUN NO HAY "GHETTO"

"Aquí cerca, subiendo ya hacia Arizcun, está el barrio de Bozate, donde viven los descendientes de los sufridos agotes. En la carretera hay un letrero indicador, "Barrio de Bozate". Los agotes continúan despertando cierto intereés científico, histórico y literario..."

"Aparecieron en el Pirineo navarro a principios del siglo VIII y su núcleo principal se afincó cerca del nacimiento del Bidasoa, en uno de los parajes más apacibles del Baztán. Fue un barrio de casas míseras y descuidadas -verdadero "getto" medieval-. En contraste, Arizcun tiene las casas solariegas más blasonadas y elegantes."

"Bozate producía antes la sensación de una miseria ancestral, heredada, injusta. La descriminación estaba allí en el mismo aspecto que tenían los hombres, las mujeres y los chicos. Eran tipos de cara ancha y juanetuda, esqueleto fuerte y pómulos salientes; distancia fizogmática grande, ojos azules o verdes claros, algo oblicuos, cráneos braquicéfalos, tez blanca pálida y pelo castaño y rubio. Este tipo que no se parece nada al vasco clásico, es un tipo de Europa del centro o del norte..."

"